• Sexualidad y Salud

Día Mundial de la Salud Sexual: Una oportunidad para el cambio.



“El estudio del sexo es el estudio de los comienzos de toda vida y la ciencia tiene la clave, pero nos ocultamos en la oscuridad llenos de vergüenza y culpa y resulta que al final nadie comprende el sexo”. Reclama con gran efusividad William Masters, el protagonista de la serie “Master of Sex”, mientras prepara una de sus primeras grandes aportaciones a la investigación científica en el campo de la sexualidad.


Ayer, día 4 de septiembre se celebró el Día Mundial de la Salud Sexual. Para conocer los orígenes de esta celebración debemos retroceder en el tiempo hasta el año 2010. Por aquel entonces, la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) hizo un llamamiento a todas sus organizaciones y miembros para conmemorar en esta fecha a la salud sexual y sus múltiples dimensiones e implicaciones, con la finalidad de fomentar una mayor conciencia social en el ámbito de la sexualidad por todo el planeta Tierra.


Este día puede ser una oportunidad para reflexionar sobre ciertos dogmas preestablecidos, para aprender a pensar de forma sana con respecto a la sexualidad, para abrir nuevos debates y para construir un futuro mejor para aquellas generaciones que van siguiendo nuestras pisadas. Por ello, resumiremos tres conceptos básicos para que podamos hablar con propiedad cuando hablamos de sexualidad:


¿Sabemos qué es la Salud Sexual?


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la Salud Sexual como:

“La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.”


Y... ¿La sexualidad?


Podemos entender la sexualidad como:


Un aspecto central del ser humano presente a lo largo de toda su vida que abarca el sexo, las identidades, los roles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción. Se vive y se expresa en pensamientos, fantasía, deseos, creencias, actitudes, valores, comportamientos, prácticas, roles y en relaciones interpersonales. A pesar de que la sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no todas ellas se viven o expresan siempre. La sexualidad está influenciada por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales económicos, políticos, culturales, legales, históricos, religiosos y espirituales.”


¿Qué es la educación sexual?


La educación sexual puede ser entendida como un modelo de aprendizaje informativo y formativo de calidad sobre la sexualidad humana y sus dimensiones. A través, de herramientas útiles y la motivación necesaria para tomar decisiones saludables sobre el sexo y la sexualidad.


Una de las variables que en todos los estudios se encuentra asociada a los problemas relativos a la vida sexual, es la falta de formación. Por ello es muy importante que nos paremos a pensar sobre la manera en que queremos educar a los más jóvenes sobre estos aspectos.


La educación sexual integral debe incluir programas que cubren una formación amplia relacionados con:


· Desarrollo Humano (incluye reproducción, pubertad, orientación sexual, e identidad de género).


· Relaciones (incluye familias, amistades, relaciones amorosas, noviazgo, matrimonio).


· Herramientas Personales (incluye comunicación, negociación y toma de decisiones).


· Comportamiento Sexual (incluye abstinencia y sexualidad a lo largo de toda la vida).


· Salud Sexual (incluye enfermedades de transmisión sexual, anticonceptivos y embarazo).


· Sociedad y Cultura (incluye roles de género, diversidad, antropología, espiritualidad, sexualidad en los medios).


La organización “Educated Empowered Kids” es una iniciativa encargada de la formación de padres cuyo lema es “Start a Conversation” donde se incluyen recursos y respuestas a preguntas complejas sobre cómo abordar la educación sexual de los más jóvenes:




En definitiva, contamos con los medios y recursos necesarios para hablar sobre sexo, pero no vale solo con hablar, hay hablar bien sobre sexo y con conocimiento. En España cada vez son más los profesionales y las iniciativas que se suman a la educación sexual de los más jóvenes. Así que, apunta esta fecha (4 de septiembre) y no olvides la importancia del Día Mundial de la Salud Sexual.



Alejandro Villena Moya

Coordinador de la Unidad de Sexología Clínica y Salud Sexual.

Consulta Dr. Carlos Chiclana


105 vistas