top of page
  • Foto del escritorSexualidad y Salud

Naprotecnología: un enfoque innovador para la salud reproductiva


Leía hace unas semanas esta frase en un artículo “un matrimonio, destrozados por la fecundación in vitro y rescatados por la Naprotecnología”. Me llenó de curiosidad así que me puse a investigar.


¿Qué es la Naprotecnología?

La Naprotecnología es un abordaje científico de los trastornos reproductivos. Fue desarrollada en los años 80 por el Dr. Thomas W. Hilgers y su equipo en el Instituto Pablo VI para el Estudio de la Reproducción Humana y el Centro Nacional de la Salud de la Mujer, en Omaha, Nebraska, Estados Unidos. El término fue acuñado por el Dr. Hilgers y es una combinación de las palabras Natural Procreative Technology, es decir, Tecnología de la Procreación Natural.


¿Cuál es su propósito? 

El propósito de la Naprotecnología es restaurar la función reproductiva de la pareja para que consigan el embarazo mediante una relación sexual.


¿Cómo funciona?

Se basa en diagnosticar y tratar las causas de la infertilidad, tanto del hombre como de la mujer, mediante el estudio y seguimiento del ciclo de fertilidad de la pareja. Se hace a través del método Creighton, un registro ginecológico que estudia diariamente el ciclo de la ovulación de la mujer. Esto permite detectar las alteraciones que se están produciendo en la fertilidad femenina. El método Creighton ayuda a monitorizar, analizar, detectar y diagnosticar las alteraciones que se producen en el ciclo de ovulación de la mujer. Una vez detectado el problema causante de la infertilidad se intenta tratarlo de manera eficaz. También se lleva a cabo un estudio diagnóstico completo del varón para identificar todos los factores que están afectando a su fertilidad y poder llevar a cabo un tratamiento efectivo.

Cuando se llega a un diagnóstico completo de todo lo que está afectando a la fertilidad del hombre y de la mujer, se aplica un plan terapéutico personalizado a cada pareja. En el caso de detectar patologías orgánicas en la mujer se llevan a cabo técnicas quirúrgicas avanzadas que permiten restaurar la fertilidad de la mujer de una forma eficaz.

En resumen, se analiza qué problemas puede haber a través del estudio del ciclo menstrual y se llevan a cabo tratamientos médicos y quirúrgicos si fuera necesario que ayudan al sistema procreativo natural, sin sustituirlo.


Método

Desde que la mujer tiene su primera regla hasta la menopausia, se producen cambios de carácter cíclico en el ovario, responsables de las variaciones hormonales que ocurren. Esos cambios hormonales son expresados por el cuerpo de la mujer de diferentes formas, y se pueden reconocer con precisión mediante la observación y el registro en diferentes gráficas, según los marcadores que se observen: moco cervical, flujo vaginal, temperatura corporal, tensión mamaria, etc.


Modelo Creighton:

Es un método natural de reconocimiento de la fertilidad basado en la observación del moco cervical y el flujo vaginal. Fue desarrollado por el Dr. Thomas Hilgers a principios de los años 80, a partir de un método de observación del moco cervical llamado Billings.


Las usuarias aprenden a reconocer el fluido vaginal y a registrar estas observaciones en el código del método Creighton en una tabla, a lo largo de varias sesiones individuales con una monitora.



Eficacia

La Naprotecnología ha demostrado en EEUU una eficacia del 60-80% aproximadamente. Cuenta con más de 30 años de estudios y práctica clínica en EEUU. Se aplica mayoritariamente por ginecólogos-cirujanos especializados en esta ciencia que aplican tanto la parte clínica como la parte quirúrgica de la Naprotecnología. Esto les ha permitido llegar a tasas de eficacia, en algunas patologías de hasta el 80%.


Se trataría de una buena alternativa al tratamiento de reproducción asistida, ya que estas dan una solución temporal al problema de la infertilidad, mientras que la Naprotecnología busca su causa e intenta solucionarla. Además, no presenta problemas éticos, la fecundación se produce de manera natural dentro del cuerpo de la mujer, no hay manipulación ni selección de embriones y no se recurre a gametos de donantes. Los embarazos conseguidos por este enfoque presentan menos complicaciones que los conseguidos por reproducción asistida, ya que la evidencia científica ha demostrado un mayor riesgo de trastornos durante el embarazo, parto pretérmino, niños con bajo peso y con determinados defectos congénitos con las técnicas de reproducción asistida que con el embarazo natural.


La Naprotecnología está implantada no solo en EEUU sino también en Europa. Todos los médicos que la ejercen y las monitoras que enseñan el método Creigthon se han formado en EEUU. En España es muy reciente y actualmente se pueden encontrar dos entidades que ofrecen estos servicios: Fertilitas y Naprotec.


 

María Arellano Mercadal

Psicóloga General Sanitaria

Grupo de trabajo e investigación en sexualidad

Consulta Dr. Carlos Chiclana

129 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page