• Sexualidad y Salud

Sexualidad y Discapacidad: Yo también soy persona.




Era junio de este mismo año, me encontraba en Marbella impartiendo un taller para padres sobre sexualidad y discapacidad. Acudieron también algunos de sus hijos al taller. Mientras hablaba sobre los derechos sexuales de las personas con discapacidad, María de 32 años una mujer con síndrome de down se levantó, cogio mi micro, miró al publico y dijo: “Yo también tengo derecho a casarme y a querer a alguien para siempre”.


Nunca se me olvidará aquella sesión…


PERSONAS CON DERECHOS


Al pensar en discapacidad y sexualidad, quizás nos vengan estas preguntas a la cabeza:


¿Por qué hablar de sexualidad y discapacidad? ¿Realmente tienen la misma sexualidad que nosotros? ¿Es peligroso que tengan relaciones sexuales? ¿Son capaces de amar?


No te juzgues por ello, lo normal es que nuestros primeros pensamientos estén cargados de estereotipos y prejuicios. La falta de información o formación, la influencia social y el desconcierto a veces nos lleva a ello. Pero merece la pena ir más allá…


Desde hace años la World Association For Sexual Health incluyó en su declaración de derechos sexuales a las personas con discapacidad. Todos los años diversas organizaciones hacen campañas a favor de los derechos de estas personas para concienciar a la sociedad.




Además desde 1978 existe esta revista monográfica que se dedica a la investigación científica en discapacidad y sexualidad. Una temática tan importante como otra cualquiera para el ámbito científico entorno a la sexología.


Pero sin duda, lo más importante y a la vez lo más olvidado, es escuchar todo lo que estas personas tienen que decir respecto a su propia vivencia de la sexualidad. Preguntarles qué necesitan, de qué manera quieren vivir su sexualidad, cuál es su tesoro, cuáles son sus deseos, sus inquietudes o sus fantasías.


Ya conocemos todas las dificultades por las que estas personas pasan, así que... ¿Por qué no cambiar el paradigma y pensar en sus potencialidades?


¿TIENEN REALMENTE SEXUALIDAD LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD?


Espero que no tengas dudas sobre la respuesta: ROTUNDAMENTE SI. Son seres sexuados, como tú y como yo. Un cuerpo biológico con genitales y aparatos reproductores, fisiología y capacidad para relacionarse sexualmente. Una dimensión afectiva para querer, para relacionarse, intimar, conocer y explorar. Una parte intelectual que piensa, se forma e informa y toma decisiones al respecto. También una dimensión espiritual y cultural que enmarca su sexualidad.


Un estudio presentado hace unos años a este respecto decía que:


1) El 97,8% de las personas con discapacidad sienten atracción sexual.

2) El 96,4%había tenido pareja.

3) El 90% se había masturbado.

4) El 84% había tenido relaciones sexuales.

5) Sin embargo, solo el 41,4% estaba sexualmente satisfecho, un dato que da que pensar.


Existen muchos muros que bloquean este desarrollo, principalmente las familias, en las que el 60% dice tener pánico a que su hija quede embarazada,el 66% está en contra de que los Sindrome de Down tengan hijos, el 60% los considera incapaces sexualmente y el 63% no habla de sexualidad con sus hij@s con discapacidad.


Los profesionales, por otro lado, comparten una visión más positiva: El 70% piensa que el matrimonio de estas personas es posible y el 71% que la sexualidad se asemeja a la de personas sin discapacidad.


Por ello, es importante revindicar los derechos sexuales, tan válidos y tan dignos para cualquier persona, también para personas con discapacidad.


UN MODELO INTEGRADOR DE LA PERSONA


No podemos negar que la atención sexual de las personas con discapacidad requiere una gran implicación y cuenta con unas particularidades que necesitan una mirada especializada e individualizada. Un esquemea sencillo para mejorar en este ámbito, es el siguiente:


QUÉ:¿Qué tipo de educación sexual quiero que reciba mi hij@? ¿Qué visión tengo sobre la sexualidad en las personas con discapacidad? ¿Qué conceptos son importantes en esté ámbito? ¿Qué quiero transmitirle?


CÓMO:¿Cuál es la mejor manera de hacerlo? ¿Dónde puedo acudir? ¿Cuál es la información y la formación necesaria para potenciar todo esto? ¿Cómo debo acercarme a él o ella? ¿Cómo quiero que viva su sexualidad?


POR QUÉ:¿Por qué debo enseñarlo sobre sexualidad? ¿Cuáles son mis justificaciones? ¿Tengo claro que ellos necesitan este abordaje? ¿Tengo claras mis motivaciones y principios al respecto?


PARA QUÉ:¿Qué finalidad tiene esta educación sexual? ¿Qué pretendo conseguir? ¿Pongo el foco en el bienestar de la persona, en la eliminación de conductas negativas o donde?


PARA QUIÉN:¿Quién es mi hij@? ¿Qué quiere? ¿Qué necesita? ¿En qué momento evolutivo está? ¿Cuál son las características que le hacen único? ¿Soy capaz de escucharle?


Párate a responderte estas preguntas y reflexiona sobre la educación sexual que quieres impartir a tus hij@s. Os dejamos a continuación algunos enlaces útiles para abordar estos temas:


1) Prevención del abuso en jóvenes con discapacidad intelectual:

https://www.youtube.com/watch?v=B2ddB9MiLpM


2) Guía para la Educación Sexual y discapacidad:

https://www.bienestaryproteccioninfantil.es/imagenes/tablaContenidos03SubSec/guia%20de%20educacion%20sexual%20y%20discapacidad(1).pdf


3) Guía para el desarrollo de la afectividad y sexualidad de las personas con discapacidad intelectual:

https://sid.usal.es/idocs/F8/FDO26070/Gu%C3%ADa%20afectividad%20felix%20lopez.pdf


4) Guía Dibujando Sexualidades para personas con discapacidad.

https://discapacidadcolombia.com/phocadownloadpap/PUBLICACIONES_ARTICULOS/aF_Feaps_guiasexualidad.pdf


5) Recursos para la discapcaidad y sexualidad:

http://sexualidadydiscapacidad.es/recursos/


Alejandro Villena Moya.

Psicólogo General Sanitario.

Coordinador de la Unidad de

Sexología Clínica y Salud Sexual.

Consulta Dr. Carlos Chiclana.

94 vistas