• Sexualidad y Salud

La ética de las relaciones sexuales

Actualizado: 15 sept



Puede sorprender el hecho de vincular la ética con las relaciones sexuales hoy día. La palabra “ética” puede sonar anticuada, aburrida, tema de filósofos y pensadores, pero muy lejana a la vida del día a día.


Por otro lado, actualmente las relaciones sexuales se entienden como modernas, libres y sin límites. Por lo tanto, cabe preguntarse ¿Cómo se une la ética con la cultura sexual actual? ¿es necesario hacerse este planteamiento?


Estas mismas preguntas fueron las que se planteó Félix López Sánchez, Catedrático de Psicología de la Universidad de Salamanca, y a raíz de esto publicó dos libros Ética de las relaciones sexuales y amorosas (2015) y Educación sexual y Ética (2017). El presente artículo resume las consideraciones de este autor con el fin de dar unas pinceladas sobre este tema.


NECESIDAD DE UNA ÉTICA

Vivimos en una sociedad capitalista, donde el dinero mueve el mundo, donde todo se puede comprar y vender con un solo click. Un mundo inmediato donde lo que te compras desde tu casa te llega en menos de dos días. Para sostener una economía de este tipo es necesaria la continua circulación de compra-venta y para ello hay que crear ciertas necesidades. El marketing se encarga de ello. Anuncios, influencers y las redes sociales se encargan no splo de mostrar un producto nuevo sino de crearte la necesidad de tenerlo. De otra manera, nunca lo compraríamos.


Esta dinámica de compra-venta no ocurre solo con los bienes materiales, sino que se ha extendido también a la persona en sí misma y en especial a las relaciones sexuales. Desde la revolución de mayo del 68 el sexo salió al libre mercado. Comenzó a venderse como un producto de primera necesidad, sin límites. Cuándo, dónde y con quieras, un sexo libre y sin compromiso. Sexualidad a un click como la pornografía, con el objetivo de liberar nuestras pulsiones sexuales.


Lo que pasa con las relaciones sexuales, a diferencia de lo que ocurre con un objeto material es que, como bien indica la palabra “relación”, se produce necesariamente un encuentro, un encuentro donde existe una vinculación. En esta sociedad llena de derechos y libertades apelo al sentido común cuando afirmo que la corriente del individualismo se derrumba cuando en el terreno del juego de la vida aparece otra persona, en ese momento, surge la necesidad de plantearse una ética, una guía, unas reflexiones que lleven a una interacción basada en el bienestar y la felicidad de los individuos con los que nos relacionamos, además de la nuestra.


La ética que propone Félix López se basa en una sexualidad positiva donde lo importante sea el encuentro de goce y bienestar en las relaciones con otras personas. Pero no únicamente el goce individual sino el de toda la persona implicada en ese acto. De esta manera la relación sexual no se basa en una liberación de mi pulsión sexual porque es lo quiero y punto, sino que el enfoque es propiciar una relación sana entre dos personas en la que lo prioritario sea la libertad, la dignidad, la justicia, la igualdad y la empatía (López, 2015).


No solo es necesario velar por mis intereses, sino que se ha de pensar en los intereses de la otra persona, ampliado la mirada a un bienestar común. La ética de las relaciones sexuales propone una visión bio-psico-social-espiritual, donde el objetivo es velar por el bienestar tanto físico como psicológico de las personas, es un modelo integrador que engloba todos los aspectos de la sexualidad humana.


MODELO INTEGRADOR DE LA SEXUALIDAD


Como hemos visto la ética de las relaciones sexuales tiene en cuenta todos los aspectos de la persona. En esta línea la definición de la OMS (2010) de sexualidad también apuesta por una visión integradora y se puede dividir en tres aspectos:


- ¿Qué ABARCA la sexualidad?: el sexo, las identidades y los roles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción.


- ¿Cómo se EXPRESA Y SE SIENTE?: a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, comportamientos, prácticas, roles y relaciones.


- ¿Qué INFLUYE?: interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.


Como se ve la sexualidad es una realidad compleja, común a todos los seres humanos y por ello ha de protegerse. Ya no es sorprendente encontrar en los medios de comunicación noticias sobre violencia de género, violaciones grupales, intervenciones policiales a grupos de difusión de contenido sexual infantil entre otras. En todas estas actuaciones vemos una violación de los derechos y de la integridad de las personas es por ello por lo que es necesario una buena educación sexual centrada en la persona de cara, no solo a disminuir estos actos, sino, en un sentido positivo, a disfrutar de mayor plenitud de la sexualidad y del encuentro con el otro.


PRINCIPIOS ÉTICOS

Felix López (2017) estableció siete principios sobre la ética de las relaciones sexuales que pueden servir como guía de las actuaciones individuales, así como de intervenciones o de materiales educativos:


1. Ética del consentimiento: relaciones consentidas y libres. Incumplimiento: Violencia.


2. Ética del placer compartido: calidad de la experiencia erótica e intención de satisfacer al otro. Incumplimiento: el otro visto como un objeto de mi placer sexual.


3. Ética de la salud sexual: protección de los riesgos e intención de cuidar al otro y a uno mismo. Incumplimiento: genera riesgos físicos y psicológicos.


4. Ética de la lealtad: relaciones desde la autenticidad y de la comunicación de la verdad en cuanto a los fines y objetivos de la relación. Incumplimiento: engaño al otro.


5. Ética de la igualdad: velar por la libertad de ambos y la capacidad de tomar decisiones. Misma situación de poder. Incumplimiento: sexismo y desigualdad.


6. Ética de la vinculación y desvinculación: nadie es propiedad de nadie. Derecho de vincularse y desvincularse del otro con las razones oportunas. Incumplimiento: sometimiento y sumisión.


7. Ética de la utopía de cuidados: satisfacer las necesidades del otro para favorecer su seguridad y bienestar. Incumplimiento: abandono del otro y de sí mismo.

Estos principios protegen a la persona en su totalidad. El autor afirma que, al ser seres sociales, la vinculación con el otro es fundamental para nuestra felicidad, de esta manera si entrenando el buen uso de la razón y de las emociones, trabajando en estos principios alcanzaremos el bienestar deseado.


Por lo tanto, respondiendo a las preguntas iniciales, SÍ. Es necesaria una ética de las relaciones sexuales y es necesario en la actualidad.

Cristina Cruz Gómez

Psicóloga

G. Trabajo e Investigación en Sexualidad

Consulta Dr. Carlos Chiclana

Bibliografía:

López, F. (2015). Ética de las relaciones sexuales y amorosas. Madrid: Pirámide.

López, F. (2017). Educación sexual y ética de las relaciones sexuales y amorosas.

Unidades didácticas. Madrid: Pirámide.

World Health Organization (2010) Developing sexual health programmes: a framework for action Geneva.






105 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo