• Sexualidad y Salud

Manga, Hentai y Anime: la nueva moda sexual entre adolescentes.

Actualizado: 21 mar

.


“Un particular estilo de dibujo, personajes con ojos grandes y ovalados, de línea muy definida, colores llamativos y movimiento reducido de los labios…”


¿Qué es el anime?


El anime, es un medio audiovisual japonés, fenómeno global y movimiento cultural con un valor aproximado de $25.43 billones. En los últimos años se ha convertido en una herramienta de comunicación de “realidad virtual”. Se caracteriza por la apreciación de dibujos japoneses de alta calidad. Está vinculado a la tradición artística a través de la elaboración de estampas narrativas en papel y grabados realizados en la época feudal, siendo estas ilustraciones las primeras representaciones gráficas y narrativas de lo que hoy conocemos como “manga”, obteniendo suficiente éxito para llevarlas a la televisión y siendo el primer paso en el desarrollo del anime.


A diferencia del “típico” y “tradicional” programa animado, el anime visualmente difiere de los dibujos animados de Hollywood debido a la ambigüedad de sexo y género. Los hombres y mujeres se parecen físicamente y estas últimas se caracterizan por tener roles de poder y fortaleza, aunque sus rasgos siguen siendo de carácter femenino. Estos pueden ser visualizados y consumidos desde diferentes perspectivas, para algunos incluso constituye una forma de conectar con sus sentimientos, valores e identificaciones a través de un personaje animado que moviliza su mundo interno.


¿Qué alcance tiene este contenido?


Con respecto a su popularidad y relacionados con las actividades diarias de fanáticos muestran que un 89.1% refieren observar “regularmente” series anime, 81% escuchan las canciones de esta serie y un 76% invierten en la lectura de nuevos lanzamientos de manga (Reysen, Plante, Chadborn, & Roberts, 2021). Todo este contenido lo consumen a partir de diferentes vías, siendo la más común en Norte América las ilegales, ya sea en la venta a menores de edad o en el acceso a través de páginas web “piratas” con un 63.29% por internet. Incluso se ha demostrado que aquellos individuos que asisten a convenciones de anime suelen gastar alrededor de 950$ por año. Esto se debe a 5 factores predisponentes a una mayor posibilidad de asistir a este tipo de eventos:


1. El deseo de aumentar en la cantidad de amistades con las que se pueden relacionar cara a cara e interactuar desde las mismas aficiones.

2. La identificación con la comunidad anime porque las aficiones de anime son una parte secreta en la vida de la persona por lo que se les facilita presentarse a este tipo de eventos en el que solo se relaciona el mismo perfil.

3. La necesidad de vincular su persona con un personaje del mundo animado.

4. Presentar dificultades como los Trastornos Espectro autista o inmadurez.

5. Presentar un bajo estado de ánimo y problemas de adaptación.


l

¿Qué es un Otaku?


Un Otaku sería aquella persona que muestra tener un gusto extremo por anime y/o manga, incluso autores lo han descrito como “obsesionado” y como término japonés que describe un perfil de persona obsesiva, excesiva y adicta en relación con el material cultural. Esta obsesión está relacionada ya sea por la visualización excesiva o por el hábito de gasto, y está ligada a un déficit en iniciar y mantener relaciones interpersonales significativas como consecuencia al enganche intenso que se tiene.


Generalmente son individuos que durante la infancia se caracterizaron por ser más introvertidos, solían sentarse solos en clase, tener pocos amigos, de expresión melancólica, con dificultad en interactuar sobre otro tema a parte del mundo animado, tendían a ser más violentos, con comportamientos obsesivos y antisociales.


Los criterios para determinar si una persona es o no “Otaku” son los siguientes:

  1. La regla de la realidad: son personas que tratan de evadir la realidad o confunden entre lo que es real y fantasía.

  2. La regla de la comunicación: la persona se queda en casa, tienen un déficit de interacción y comunicación con otros.

  3. La regla de la masculinidad: suelen ser más hombres que mujeres.

  4. La regla mayoritaria: personas que tienden a ignorar hábitos de consumo y generalmente ignoran tendencias de moda.


Estos 4 criterios refuerzan el perfil del sujeto que acude al anime o manga, siendo extremadamente apasionados y con un comportamiento antisocial. Como mencionado anteriormente, los sujetos quienes se definen como “otaku” son fanáticos del anime pero también suelen identificarse con un personaje por tres facetas: porque es su personaje favorito, por sentir atracción a nivel romántico y por percibir que comparten similitudes.


Anime y sexualidad


Dentro de los Otakus se ha observado que hay un aumento del consumo de pornografía y el uso de arte erótico, ya que suelen ser individuos con menor disposición a estar en una relación amorosa, siendo el consumo de pornografía y el arte erótico la manera en la que suplirían la dimensión afectivo-sexual. Además, es importante mencionar que se caracterizan por presentar rasgos de personalidad altos en extroversión, simpatía, escrupulosidad, neuroticismo, sinceridad, pero déficit en estabilidad emocional (Plante, 2018).


La pornografía anime, llamada Hentai, ha demostrado ser un género más popular que otras series de anime, pero a pesar de su popularidad, la mayor parte de fanáticos de anime no tienen afición por este tipo. Se ha atribuido la popularidad de esta a dos posibilidades, primero ante los títulos extremos con los que se anuncian y segundo a que aquellas personas con mayor preferencia por el hentai tienden a tener una puntuación más alta en las medidas de sexismo y más bajas en las medidas de prejuicio hacia la diversidad sexual. Por otro lado, aquellos que tienen preferencia por este género son más propensos a ver anime en exceso, leer más manga, tenerlo como tema de conversación más frecuentemente y una mayor probabilidad de poseer productos como disfraces, figuritas, tatuajes, entre otros. De hecho, estos resultados han demostrado un incremento en la dificultad en control de gastos y consumo anime, por lo que el déficit de control de impulsos también se ve asociado al consumo de pornografía y al participar en la fantasía excesiva.


A diferencia de la pornografía con personas reales, Hentai se caracteriza por representar actos que son biológicamente poco comunes o imposibles que la pornografía humana. Esto se debe al uso de personajes con diversos colores, criaturas fantásticas y demonios gigantes con genitales de tamaño inhumano, como también es de acceso fácil al ser consumido por varios medios: realidad virtual, animación en 3D y 2D, ASMR (autonomous sensory meridian response) o videojuegos. Existen por lo menos 10 subtipos de anime con contenido pornográfico. “Bakunyuu” es un género en el que se muestra pechos grandes de mujeres, “Ecchi” muestra personajes desnudos pero sin escenas sexuales, “Futanari” trata de escenas que muestra a mujeres con dos sexos, “Lolicon” personaje masculino adulto que tiene atracción con personajes femeninas jóvenes, “Shotacon” en el que un mujer adulta como personaje tiene atracción por un menor de sexo masculino, “The tentacle” genero en el que las mujeres se sienten atraídas con mounstros o creaturas que tienen tentáculos con la representación de genitales masculinos y en los que pueden mostrar el abuso sexual hacia una mujer.




“Hentai” ha sido el segundo termino más buscado a nivel mundial en Pornhub durante 3 años consecutivos desde el 2017. Los personajes de anime no pornográficos tienen una gran influencia en el consumo de Hentai, tal y como se pudo observar en el 2020 por medio de un videojuego llamado Final Fantasy Remake pues en solo tres días tras su lanzamiento, Pornhub informó un aumento de 7631% en búsqueda de pornografía Hentai. Esta popularidad según Google ha informado que ha aumentado la búsqueda desde el 2004 a través de una variedad de edades. El visitante Pornhub está compuesto por un 32% de mujeres y un 68% de hombres y en España de la búsqueda más efectuada en el 2019, el hentai ha sido el mas consumido.


El verdadero problema surge cuando no es un consumo esporádico, sino frecuente. Como con la pornografía de cualquier tipo, el principal problema es la adicción que este puede generar. Sin embargo, en el Hentai se tiene el riesgo de se tenga una disminución en perder interés dentro del ámbito sexual, por hombres o mujeres reales y favorezcan fantasiosamente a los personajes o que provoque una distorsión en la realidad y fantasía queriendo replicar su sexualidad como la que se observa en Hentai. Algunos efectos generales que se enlistan ante el consumo de la pornografía son los siguientes:

- Percepción distorsionada sobre la sexualidad

- Disminución del deseo de tener hijos

- Disminución de la satisfacción con la pareja, afecto, apariencia física y desempeño.

- Percibir las relaciones no monógamas como naturales o normales

- Incremento en la necesidad de consumir pornografía cada vez mas “dura” o explicita.

- Endurecimiento de la actitud hacia la mujer.

- Trivialización del abuso sexual como acto criminal


La despersonalización a través de la identificación


Como ya se ha mencionado anteriormente, el anime tiene como finalidad obtener mayor interacción social con sujetos que tengan los mismos intereses y a partir de esta motivación, han desarrollado los conceptos “waifu” y “husbando” para definir la atracción por parte del “Otaku” hacia un personaje, considerándolo como adorable y deseable. Un estudio del año 2015 demostró que un 30.2% de los fanáticos de anime online tienen un “waifu o husbando” y un 25.9% de los que asisten a convenciones, refieren tener fuertes conexiones emocionales y sexuales hacia un personaje animado. Generalmente tienden a ser personas jóvenes que suelen pensar en su identidad de anime frecuentemente en su día a día y desarrollan mayor sentimiento de pertenencia dentro del mundo animado. Lo atribuyen a alcanzar habilidades de distinción óptima e intentando obtener competencias sociales en la necesidad de inclusión, autenticidad e individualización o también se puede deber al hecho de posicionarse como un mayor fanático del anime.


Esta preferencia por tener una relación con un personaje y no con una persona real, se debe a la facilidad de reconocer las emociones a través de los rasgos faciales con los que estos son diseñados, los cuales expresan una emoción que se puede identificar fácilmente, pues estudios han mostrado que 1/3 de fanáticos en anime tienen dificultad en identificar emociones de otras personas. Aquellos individuos que tienen mayor habilidad de conectar con personajes de anime muestran mayores niveles de empatía logrando posicionarse en la historia narrada, incluso llegando a sentir las propias emociones del personaje, respondiendo emocionalmente como ellos, viviéndolo como algo que les sucede en la realidad y teniendo la impresión que están viviendo la historia. Otra razón ante la identificación de personajes se debe al déficit en el desarrollo de creencias y valores, utilizando los personajes de anime como modelos a seguir, reflejando lo que quieren aspirar ser. A través de los personajes de anime, el “Otaku” se identifica con uno de ellos, logrando ser su “yo ideal”, admirándolos.


Otra manera en que los “Otaku” se identifican con el personaje es disfrazándose como él, es decir siendo un “cosplay”. Se ha estudiado que la mayor motivación de los cosplayers al fanatismo del anime se debe a la conección emocional que se genera en la propia comunidad de fanáticos, en el que en un estudio (2012) 529 cosplayers coinciden en que la razón por la que participan en cosplay se debe a la diversión que han experimentado. Estos individuos llegan a crear mundos imaginarios, logrando escapar y evadiendo los estresores o preocupaciones de la realidad. Incluso en China han comentado que pensar constantemente durante el día en cosplays ayuda a disminuir el aburrimiento en el ámbito laboral, además refieren que entre mayor estrés están presentando, la participación en los cosplay aumenta con la finalidad de evadir la presión. Por otro lado, se ha observado que una fantasía positiva está relacionada con el compromiso de ver fantasía con mayor frecuencia, imaginarla de forma más real y una mayor inmersión en el mundo de la fantasía, mientras que la fantasía negativa se relaciona con un menor bienestar, maneras desadaptativas ante dificultades, pérdida de contacto con la realidad y consumo de drogas.


En un estudio en el año 2007 con 776 participantes, un 26% de ellos eran “cosplayers” y 10 años después se estima que este porcentaje ha aumentado a un 34.45%. Aunque se ha mencionado que la mayoría de “Otakus” suelen ser hombres, se ha encontrado que al combinar fanáticos online y cosplayers, un 55.2% son mujeres. Además, un 43.1% de las mujeres tienden a disfrazarse como uno de los personajes (cosplay) pero con un género diferente al suyo y esto mismo sucede en hombres con un porcentaje de 13%. En un estudio del año 2010, con 309 participantes de Estados Unidos, fanáticos de anime puntuaron bajo en rasgos maquiavélicos y narcisistas, pero este último se relaciona con ver menos anime, pero a sentirse superiores como fanáticos de este, sin embargo, puntuaron alto en psicopatía.


Cecilia González Campo

Psicóloga General Sanitaria

G. Trabajo e Investigación en Sexualidad

Consulta Dr. Carlos Chiclana


Referencias


Reysen, S., Plante, C., Chadborn, D., & Roberts, S. (2021). Transported to Another World: The Psychology of Anime Fans. Texas: International Anime Research Project.

Reysen, D. S. (2018). "Coming out as an anime fan: cosplayers in the anime fandom, fan disclosure and well-being.Texas: University at Commerce.

Plante, D. C. (2018). A brief report on Differences in Big Five Personality Dimensions between Anime fan Cosplayers and Non-Cosplayers. Warerloo: Universityof Waterloo.

Chadborn, D. (2018 ). A brief report on the prevalence of self-reported mood disorders, anxiety disorders, attention-deficit/hyperactivity disorder and autism spectrum disorder in anime, brony, and furry fandoms. . Texas: University at Commerce.

Jurgenson, J. L.-G. (2009). Los mensajes que reciben niños/a y adolescentes que utilizan revistas y películas en DVD del género Hentai. México: Instituto Mexicano de Sexología .


438 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo