• Sexualidad y Salud

APRENDER A QUERERME, A QUERERTE, A QUERERNOS…

Actualizado: jul 21




“El amor no es esencialmente una relación con una persona específica; es una actitud, una orientación del carácter que determina el tipo de relación de una persona con el mundo como totalidad, no como un objeto amoroso” Erich Fromm.


¿De dónde surge nuestra forma de relacionarnos con los demás?


La relación de afecto que una persona construye con uno o más miembros de su grupo es lo que se conoce como apego. No surge espontáneamente, sino que es un proceso que se desarrolla a lo largo de todo el ciclo vital y sufre variaciones en función de la etapa en la que se encuentre la persona y de sus experiencias vitales.


Los distintos patrones de interacción que experimentemos van a determinar el comportamiento de los adultos en diferentes áreas de la vida como son sus relaciones de pareja, amistad e incluso en ámbitos como el laboral.


Bowlby fue el primero en estudiar esta relación interdependiente que establecen los niños con su cuidador o cuidadores primarios para lograr un estado de bienestar y seguridad. El apego tiene un desarrollo lento, surge de la combinación del temperamento que presenta el niño junto con las respuestas que recibe de su cuidador. Esto hace que se vayan formando modelos internos del mundo y de las personas de su alrededor que tienden a la estabilidad.



¿Cuáles son los principales estilos de apego?


Desde los primeros meses de vida, se puede observar los diferentes patrones de conductas al interaccionar con las figuras de apego. La combinación del temperamento del pequeño junto con la sensibilidad que genera el cuidador ante sus demandas, son los dos factores principales que influyen en la generación de un estilo de apego u otro.


Ainsworth fue la autora del test de “La situación extraña”, un sistema de evaluación en laboratorio para estudiar los distintos estilos de apego mediante una secuencia de separaciones entre la madre y el niño. A partir de estos episodios encontró 3 estilos de apego principales: seguro, ambivalente y evitativo (más tarde se descubrió un cuarto: el apego desorganizado).


1. Apego seguro: en este grupo se encuentran aquellos que suelen mostrarse intranquilos ante la separación, sin embargo, cuando están solos exploran activamente y manifiestan contacto físico cuando regresa la madre. Aquí se sitúa el mayor porcentaje de niños.


2. Apego ansioso: a estos les inquieta mucho la separación, no exploran apenas y ante el regreso de la madre muestran proximidad pero no presentan proximidad física.


3. Apego evitativo: son los que no manifiestan malestar al separarse de la madre, la ignoran ante su regreso y presentan una interacción activa con extraños.


4. Apego desorganizado: se incluye a un grupo de niños que presentan conductas contradictorias o inconsistentes.


¿Cómo afectan los patrones de apego en las relaciones de pareja?




El apego no se limita a la infancia, sino que es un proceso que se presenta a lo largo de todo el ciclo vital. Estudios han mostrado que en la adultez se manifiestan los mismos estilos de apego en proporciones similares a los encontrados por Ainsworth. El estilo de apego es uno de los factores que afecta a la vida sexual de las personas. De hecho, algunos estudios muestran una relación directa entre un patrón inseguro y una menor satisfacción sexual.


Aquellos adultos que presentan un apego seguro tienen facilidad en establecer proximidad y relaciones con los demás, sintiéndose cómodos con la interacción y en relaciones interdependencia; tampoco se muestran preocupados por el hecho de ser abandonados o por experimentar que los demás estén próximos a él. Las personas con un patrón de comportamiento seguro, presentan una mayor estabilidad en las relaciones con los demás, además de una autonomía en los diferentes ámbitos de su vida. Un estilo de apego seguro está relacionado con una mayor satisfacción a nivel sexual. Promueve la construcción de una relación recíproca de cuidados entre la pareja basada en la proximidad para tranquilizar a la pareja, este perfil emplea la sexualidad como herramienta para valorar a su compañero, y también se observa una mayor sensibilidad a la hora de detectar necesidades en la pareja.


Las personas con un apego más evitativo tienden a experimentar rechazo ante la cercanía de los demás. Se sienten incómodos cuando una persona está cerca, y generalmente perciben que sus parejas quieren estar más próximas de lo que les resulta cómodo. No presentan predisposición a establecer vínculos estables con los demás, las relaciones suelen ser superficiales y débiles. Son personas que muestran un estilo de comportamiento muy independiente, aunque pueden mostrar una actitud sociable, no llegan a forjar relaciones duraderas. En las relaciones sexuales el interés que muestran en el orgasmo de su pareja es prácticamente inexistente. Este desinterés en desarrollar intimidad en pareja, hace que se reduzca la satisfacción sexual en la relación. Es un patrón que presenta una mayor tendencia a sentir nostalgia hacia experiencias sexuales con anteriores parejas, lo que a su vez, retroalimenta la insatisfacción sexual que experimenta la persona.


Aquellos con un patrón ansioso, expresan que los de su alrededor no están lo suficientemente próximos a ellos. Sienten que sus parejas no les quieren o no desean estar con ellos. Tienen un interés por estar tan próximos a la otra persona, que muchas veces provoca que los demás se alejen de ellos. Este patrón de comportamiento tiende a experimentar ansiedad en sus relaciones íntimas, presentan una marcada inseguridad consigo mismas, con sus parejas y con personas cercanas, así como frecuentes sentimientos de desamparo y abandono. Este perfil experimenta un mayor interés en el orgasmo de su pareja, sin embargo, puede desarrollar conductas "hipervigilantes" y estar más preocupado por el placer de su pareja que por disfrutar la experiencia. El esquema de relación que tienen estas personas hace que su autoestima sexual esté mermada, lo que provoca un aumento de la ansiedad sexual y genera una mayor insatisfacción.



Se puede decir que…


La forma con la que cada persona se comporta con su pareja está influida por las experiencias de cuidado y los vínculos que ha ido generado desde sus primeros meses de vida. Esto es un proceso de aprendizaje complejo y de aquí viene la importancia de transmitir una seguridad y una estabilidad desde la infancia.


A día de hoy, no podemos decir exista una relación directa e invariable entre un patrón de apego inseguro y la insatisfacción sexual individual o en pareja, pero sí que es cierto que los distintos estilos de apego desarrollados por cada persona predisponen a ciertos tipos de relaciones vinculares con los demás.


Cabe destacar que, el apego es un vínculo que se va forjando con el aprendizaje, y es por ello que también se pueden aprender y trabajar patrones de apego más adaptativos. Aunque no sea sencillo, estos modelos internos están abiertos a sufrir cambios y variaciones a lo largo de la vida de las personas. Existen diferentes medios para que aquellas personas que han desarrollado un apego inseguro mejoren en sus relaciones amorosas y en otros aspectos de su vida:


· Mejorar la comunicación entre la pareja es un aspecto que puede favorecer al desarrollo de un apego más adaptativo y va a ayudar a mejorar el bienestar entre ambos miembros de la pareja. Contar con el apoyo de tu pareja y las personas que tenemos alrededor es un factor fundamental a la hora de trabajar este tipo de aspectos.


· Trabajar sobre uno mismo, conocerse y promover el autocuidado. Es importante saber que para tener una relación amorosa sana primero hay que aprender a quererse a uno mismo.


· También, se han publicado diferentes libros que hablan sobre la forma que tenemos las personas de relacionarnos en pareja. Lecturas como Maneras de amar de Amir Levine pueden resultar útiles para conocer en mayor detalle qué es el apego, qué influencia tienen los genes y las relaciones interpersonales en nuestra forma de interaccionar con los demás y la forma de relacionarse que tiene cada patrón.


· La página Entiende tu Mente ha publicado un Podcast que habla específicamente sobre el apego emocional, en qué consiste, cómo se forma y los distintos estilos de apego: https://www.entiendetumente.info/apego/ . En esta página web también hay publicados podcast que hablan de aspectos relacionados con este tema que pueden resultar interesantes, como por ejemplo: comunicación en pareja, inteligencia emocional, ¿podemos cambiar?, etc.


· Puede haber situaciones en las que uno no tiene los recursos necesarios para hacer frente a esta situación o considere que necesita un mayor apoyo en este proceso. En estos casos hay que remarcar que siempre existe la posibilidad de contar con la ayuda de un profesional, éste va a facilitar las herramientas necesarias para mejorar los aspectos que requiera cada caso.


El apego es un aspecto que va a influir considerablemente en el área sexual y obviar este factor a la hora de trabajar distintas dimensiones de la vida de la persona sería un error.

Por ello, puede ser clave para lograr una adaptación adecuada, que ayude a la persona a lograr una estabilidad y seguridad a nivel personal e interpersonal en diferentes ámbitos de su vida como puede ser el sexual, el que hemos remarcado en este artículo.


Leyre San Martín Íñiguez

Psicóloga

Grupo de Trabajo e Investigación en Sexualidad

Consulta Dr. Carlos Chiclana

Bibliografía:


FONAGY, P. Teoría del Apego y Psicoanálisis- Espaxs. Barcelona, 2004.

GARCÍA MADRUGA, J.A.; DELVAL, J. Psicología del Desarrollo. UNED. Madrid, 2010.

PALACIOS, J.; MARCHESI, A., COLL, C. Desarrollo psicológico y educación. 1 Psicología evolutiva. Ed. Alianza. Madrid, 2003

Barnett, M. D., Moore, J. M., Woolford, B. A., & Riggs, S. A. (2018). Interest in partner orgasm: Sex differences and relationships with attachment strategies. Personality and Individual Differences, 124(August 2017), 194–200. https://doi.org/10.1016/j.paid.2017.12.015

Gouvernet, B., Rebelo, T., Sebbe, F., Hentati, Y., Yougbaré, S., Combaluzier, S., & Rezrazi, A. (2017). Is pornography pathogen by itself? Study of the role of attachment profiles on the relationship between pornography and sexual satisfaction. Sexologies, 26(3), e27–e33. https://doi.org/10.1016/j.sexol.2016.10.002

Gewirtz-Meydan, A., & Finzi-Dottan, R. (2018). Sexual Satisfaction Among Couples: The Role of Attachment Orientation and Sexual Motives. Journal of Sex Research, 55(2), 178–190. https://doi.org/10.1080/00224499.2016.1276880

Muise, A., Kim, J. J., Debrot, A., Impett, E. A., & MacDonald, G. (2020). Sexual Nostalgia as a Response to Unmet Sexual and Relational Needs: The Role of Attachment Avoidance. Personality and Social Psychology Bulletin, 46(11), 1538–1552. https://doi.org/10.1177/0146167220907468

Péloquin, K., Brassard, A., Delisle, G., & Bédard, M.-M. (2013). Integrating the attachment, caregiving, and sexual systems into the understanding of sexual satisfaction. Canadian Journal of Behavioural Science / Revue Canadienne Des Sciences Du Comportement, 45(3), 185–195. https://doi.org/10.1037/a0033514

http://www.attachmentnetwork.org/about_s.html






104 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo